Crímenes suicidios. Parte 2, prints, 2005-2015

Este grupo de trabajos tuvieron la misma suerte que las imágenes citadas. Son trabajos inéditos, destruídos, olvidados, tirados, ignorados, rotos, perdidos.

Suicidios y asesinatos, escenas de crímenes, muertos escondidos, tirados a la basura, caídos, borrados, maltratados, accidentes, abandonados, olvidados, desamados, engañados, frustrados.

Las imágenes sobre las que trabajé los prints, fueron sacadas de internet, manipuladas digitalmente, e impresas con una impresora a chorro de tinta en hojas A3, A2. Los errores de la impresora eran muy bienvenidos, esperados y hasta provocados.  La violencia de la cita y la violencia de la factura y el maltrato de los materiales,

Crimenes, refiere a los homicidios intencionales.

Crímenes, refiere a los suicidios

Crimen 3, femicidios

suicidas_006

Crímenes suicidas y asesinatos. instalación view

Hombres
Mujeres

Tasa de mortalidad por suicidio por género (por cada 100 000 habitantes) en 2012.

     Sin datos      <4      4-8      8-12      12-16      16-20      20-24

     24-28      28-32      32-36      36-40      40-44      >44

suicidas_008

El suicidio (en latín: suicidium, de sui, sí mismo, y caed?re, matar) es el acto por el que una persona, deliberadamente, se provoca la muerte.1 Por lo general es consecuencia de desesperación, derivada o atribuible a una enfermedad mental, como la depresión, el trastorno bipolar, la esquizofrenia, el trastorno límite de la personalidad,2 el alcoholismo o abuso de sustancias.3 A menudo influyen en él diversos factores estresantes como dificultades financieras o problemas en las relaciones interpersonales.

Crímenes Suicidios, desamado, olvidado, frustrado.

La visión del suicidio ha sido influenciada por diversos temas como la religión, el honor y el sentido de la vida. Tradicionalmente, las religiones abrahámicas lo consideran un pecado, debido a su creencia en la santidad de la vida. Durante la era de los samurais en Japón, el harakiri era respetado como una manera de resarcir un fracaso o como una forma de protesta. El satí, actualmente una práctica ilegal, implicaba la inmolación de la viuda en la pira funeraria de su marido recién fallecido, ya fuera voluntariamente o por presión de la familia o la sociedad.

Aunque en diversos países el suicidio o su intento son considerados un delito, en la mayoría de los países occidentales no son punibles. Durante los siglos XX y XXI, el suicidio mediante inmolación fue utilizado en algunas ocasiones como forma de protesta, mientras que el kamikaze y los ataques suicida fueron y son empleados como una técnica militar o terrorista.

suicidas_001

suicidas_002

En situaciones extenuantes, el suicidio puede ser empleado como un método de escape. Tal fue el caso de algunos presos de los campos de concentración nazis, que se suicidaron al tocar las vallas electrificadas.

Sociología

El sociólogo francés Émile Durkheim en su obra Le suicide (1897), señala que los suicidios son fenómenos individuales que responden esencialmente a causas sociales. Este acto se define como «todo caso de muerte que resulte, directamente o indirectamente, de un acto, positivo o negativo; realizado por la víctima misma, sabiendo ella que debía producir este resultado».161 Para Durkheim, el suicidio «es el resultado de la fortaleza o la debilidad del control de la sociedad sobre el individuo».

Durkheim define cuatro tipos de suicidio:

  • Suicidio altruista: «pedido por la sociedad, debido a su cultura, normas y costumbres». La persona carece de otra «opción honorable», por lo que seguir viviendo sería una «ignominia». Se da en individuos «integrados en el grupo pero con carencia de individualización».
  • Suicidio egoísta: el individuo tiene pocos lazos con la sociedad; «son personas que viven solas, no tienen familia ni grupo social o institución con quien relacionarse». Prácticamente carece de exigencias sociales. Se da en individuos «no fuertemente integrados en su grupo social»
  • Suicidio anómico: ocasionado por una «repentina ruptura» en la relación entre la persona y la sociedad, por ejemplo, ante la pérdida de «seres queridos, propiedad, prestigio». Es decir, ocurre en individuos con una «integración distorsionada con el grupo».
  • Suicidio fatalista: acontece «cuando existe una reglamentación excesiva, que termina aplastando a los individuos».

Según Rodríguez Pulido, las conclusiones más relevantes de la obra de Durkheim son: que el individuo se suicida porque la sociedad a la que pertenece ha perdido su cohesión y que la religión «ejerce una acción profiláctica sobre el suicidio porque constituye una sociedad». En contraste, los críticos a su obra han señalado: que la realidad social no es independiente de las realidades individuales, que hay una tendencia a «extraer conclusiones mediante un análisis conceptual para demostrar las cosas» y que «Durkheim ajustó» los datos estadísticos y las ideas teóricas para «demostrar la validez de su proposición general».

http://www.who.int/mental_health/suicide-prevention/suicide-infographic-es.pdf?ua=1suicide-infographic-es

suicidas_009

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s