Arganzuela, el Dr. José Antonio / Deep Madrid 13/82

Estamos en medio de una feroz campaña en Arganzuela contra la extensión de la pena de muerte. Preocupados de que se conduzca a algo tan negativo como el freno a esta ley indispensable para mantener el orden en nuestra comunidad. Si esto sigue así, nuestra tolerancia a la multiculturalidad se va a volver en nuestra contra. 

Soy un analista político que trabaja muy duro para lograr este cambio a favor de la expansión. Un político que es líder del partido que está haciendo exactamente lo que hay que hacer. Tengo la confianza para que lo logremos.

En primer lugar, hay dos tipos de cambios que creo que van a tener un gran impacto. El primero que la gente va a ver, es un cambio en los patrones de votación. El comportamiento displicente del voto de los hispanos, tan necesario para reforzar la pena de muerte hacia otros delitos, se pone muy difícil a la hora de representar sus intereses. Somos una minoría en franco retroceso. En cambio la creciente presencia en las urnas, y en nuestras vidas, de los afro-europeos amenazan a las comunidades hispanas tanto como a la latina, esta última, también en retroceso.

Otro de los cambios más fuertes, es justamente el descenso de la población latina de la almendra, retrotrayéndose a los distritos extramuros del sur que va a tener un gran impacto en el área de servicios, hostelería y restauración. Muchos latinos votarán varias veces, usando sus antiguos domicilios. Están votando cinco veces más que sus homólogos hispanos, aun así, están en merma.

Por lo que en nuestro distrito, ahora estamos en el borde del colapso debido a este cambio en los patrones de votación y la tasa demográfica negativa de la población hispana. Eso significa que los hispanos no están recibiendo el voto en la mayoría que pretenden, aunque son los únicos responsables por esa debacle. 

Esto no es solo un problema político, también es un problema social que está sucediendo de manera significativa en otras partes de la ciudad. La gente se está alejando de la idea, de que es necesario apoyar manifiestamente, a la extensión a la ley de la pena de muerte.

Es necesario seguir las sugerencias de nuestro gobierno, que cada familia se conforme a edades tempranas y tenga un promedio de cinco hijos. El estado velará por todos nosotros en educación, servicios sociales, y demás ventajas. La familia es nuestro núcleo, es nuestro poder, cuidémosla y multipliquémosla.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s