Funcionario jubilado / Deep Madrid 15/82

Soy un funcionario jubilado en Arganzuela. Cuerpo de reserva del gobierno. He sido el objetivo de la resistencia, y la resistencia ha sido mi objetivo. Disfruto de una jubilación merecida. Pero no descanso mucho. Continúo haciendo tareas de observación.

En mi juventud estuve trabajando en los extramuros del sur y suroeste, y fui dado de baja temporal debido a la falta de capacitación en los idiomas en que se hablaba en esa zona. No pude conseguir avanzar en la contención de los radicales. Hasta tanto me asignen un puesto, estaba de descanso.

Mi primer trabajo fue en el intercambiador de la Plaza Elíptica, tratando de preservar el área vital de comunicación, el cual sostuvimos por más de dos años. Después de ese trabajo, pasé por el entrenamiento A+, que terminó siendo también de mucha preparación psicológica. 

Fui a una buena escuela. Fui a una buena universidad. Durante mi baja temporal, me dediqué a estudiar idiomas por si fuera necesario que regrese al sur.

La temporada que duró mi baja me deprimí. Empecé a enfermar, a tener esos dolores de cabeza continuos. Volví con mi madre y viví allí durante un año. Ella me dio un trabajo mucho mejor, para mí en ese momento, que era cuidarla, tenía una enfermedad terminal y pude estar con ella hasta su último respiro. 

Cuando me reasignaron en el ejército, como miembro del 2º equipo de control aéreo, tomé todo el entrenamiento muy seriamente. Esta vez iba a aprovechar esta oportunidad de hacer todo lo posible para ser un funcionario ejemplar. Era miembro del servicio asignado a la función del cierre del puente de Segovia y el de Toledo. Cumplí todas las asignaciones. Colaboraba con el Ingeniero a cargo de semejante obra, custodiando los drones vigías, y los francotiradores aéreos.

Ahora estoy en reserva. Observo la evolución de mi barrio Delicias, e informo semanalmente toda actividad que considero sospechosa. Estoy preocupado por las manifestaciones en favor de impedir la expansión de la ley de la pena de muerte para delitos graves y no solo homicidios o atentados. ¿Qué lugar, tan inseguro, estamos heredando a nuestros hijos? 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s