Tácticas y estrategias en la Colonia / Deep Madrid 60/82

Soy funcionario y miembro del partido oficial. Presido el Honorable Consejo en la Colonia del Tercio y Terol, único barrio, extramuros, bajo la legislación del gobierno que dejó de tener enfrentamientos con los radicales de la zona. Hemos llegado a un acuerdo tácito de no agresión. Por ahora no somos un objetivo de interés el uno para el otro.

La resistencia todavía domina varias zonas por las que batallamos a diario, aun dentro de su propio territorio. En el mapa más reciente, recuperamos tres grandes áreas, la ciudad municipio de Pozuelo, en el área metropolitana, el distrito 21 Barajas, ambas, de vital importancia para la logística del gobierno y nuestra Colonia del Tercio y Terol. El coronel batalla a diario desde el Parque de Tierno Galván incursionando en Entrevías y San Fermín.

La Colonia, un puñado de poco más de cuatrocientas viviendas unifamiliares, es uno de esos logros estandarte del gobierno, que lo pone como ejemplo a repetir en otros barrios. Estoy seguro de que la estrategia que definimos junto a los vecinos, fue crucial para conseguir esta victoria. El corte popular de los vecinos hizo que nuestra horizontalidad, en el mando, sea posible.

Queremos asegurarnos de que todos los miembros, vecinos de la Colonia del Tercio y Terol, se sientan bienvenidos en un mitin o evento donde puedan hacer comentarios o aportar ideas, que, con toda probabilidad, serán apoyados por nuestro gobierno. 

Uno de nuestros objetivos es que el grupo haga un programa, específico, de actividades para promover la cohesión social y territorial de la comunidad. No solo educación, tenemos que incluir la formación a brigadista, manejo de armas, tácticas de ataque y defensa. El entrenamiento es un pilar para nosotros, por nuestra situación geográfica. Esta tregua tiene que servir para fortalecer nuestra formación en trinchera.

Algunos miembros están preocupados por la dirección de este tipo de actividades. Insisten en la defensa como urgencia y proponen levantar nuestras barricadas, dos metros más para afianzarnos como fortaleza.

Creo que la razón del éxito, en la recuperación de la Colonia, es porque el mensaje del gobierno al vecino es escuchado porque es el mismo vecino, el que participa en la construcción de ese mensaje. 

La estrategia para armar este programa de actividades, es del manual de recuperación del territorio, editado por el gobierno, en su última edición especial para funcionarios. Hay un capítulo especial a las tácticas de la Brigada de Herodes y a las de la Directora de la facultad, Ana María.

Empiezo temprano a la mañana, y por dos horas mínimo, toco el timbre puerta por puerta, acompañado por dos colaboradores, todos vecinos de confianza del lugar. Es así que hablo personalmente con todos los vecinos de la Colonia, al menos, una vez por mes. No todos pueden ir a las asambleas, y limitarnos a lo que se expone allí sería un error estratégico. De esta manera, me aseguro conocer en detalle cada familia, cada necesidad, de todos los vecinos del barrio. Así generamos vínculos indestructibles, cada habitante de la colonia, da la vida por su vecino, porque nos conocemos.

La construcción de una barricada es necesaria en la primera etapa, para fijar un límite, una frontera clara entre ambas partes. Las facciones en disputa tienen que ser claras, al igual que las consignas. No es necesario que sea muy alta, pero tiene ser contundente objeto de separación. Tanto para la defensa del predio como para dedicarse a la formación ideológica del interior. Esta barricada, esta frontera, es indispensable para la creación de un nosotros versus ellos. 

Una vez afianzado el concepto del nosotros pasamos a la segunda etapa, que es “agujerear” poco a poco la barricada, para empezar con la infiltración de nuestras ideas en la zona aledaña. Objetivos posibles como fomentar el deterioro social del entorno exterior, promover la corrupción y sostener pandillas que hagan esa suerte de trabajo sucio dejando que las drogas ocupen sus calles. Las redadas arbitrarias, también son una manera efectiva de desconcertar y distraer al enemigo. 

Nosotros estamos en esa segunda etapa, empezamos a apadrinar a algunas pandillas de la M-40, para que distribuyan sus productos en cercanías de la colonia. También hemos empezado con las redadas arbitrarias. A los que secuestramos los llevamos a los centros de detención del Parque Lineal de Manzanares. El coronel sabrá qué hacer con ellos.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s