Excarcelado / Deep Madrid 80/82

No fue mi culpa, o sí. Lo hice por el anciano, lo hice por mi gente y lo hice por mí. El otro, el abogado al que agredí furiosamente con mis puños hasta casi matarlo, ya no es mi amigo. Nunca volverá a ser mi amigo, ahora ha perdido la cabeza y la conciencia. Todo lo hizo mal. El infame sacó de la cárcel al criminal que mutiló al anciano y asesinó a su familia.

Lo mío fue un exabrupto, imperdonable y vergonzoso, no estuvo bien. La indignación me encegueció. El mío fue un muy mal momento, me enfadé tanto más porque confiaba en él, en su criterio, en su templanza. Él, sacó de la cárcel al criminal con condena a ejecución. El asesino ejecutó a tres criaturas, a la mamá de esas criaturas y a la anciana, con quien vivió sesenta y cinco años, al anciano le cortó los dedos de la mano derecha y ambos pies. Amigo traidor, ¿Cómo pudo liberar al funcionario público, asesino de familias?. ¿Cómo pudo traicionar sus propios ideales? ¿Qué oscureció su juicio?

Que tristeza, pudieron con él. Quizás, la presión que ejercieron sobre su familia lograron quebrarlo. Era su responsabilidad mantenerse entero. Era un caso testigo, el primer funcionario condenado y lo tiró abajo, pudieron haber caído otros tantos criminales que nos hostigan, que nos diezman, y sin embargo, no.  ¿Cómo pudo? Seguramente lo hizo por dinero, porque estaban dispuestos a pagarle cuanto le apetecía. Propio de un mercenario. Seguramente su familia ahora disfruta de un bienestar que a todos nos ha costado y nos seguirá costando sangre. 

Ojalá pudiera hablar de mi amigo cuando lo conocí. Era un idealista, una buena persona, con dos hijas amigas de las mías, pero no tengo tiempo para hablar de esta historia, ni quiero tener ese tiempo para él. Voy a poner ese recuerdo ahí fuera por un tiempo, para poder enfadarme libremente. No quiero justificarlo por lo que le pasó a su familia. No tengo ganas. Tendría que haber aguantado por todos nosotros, por su gente.

No habrá lugar para él en este barrio, los vecinos actuarán cruzándole el camino, impidiéndole olvidar lo que hizo. No podrá volverlo a caminar. 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s